lunes, 24 de agosto de 2015

A vos y a tu nueva vida

Mi infancia fue muy feliz gracias a ustedes, a todos. Pero vos siempre fuiste el alma de la fiesta, para que negarlo, todos lo sabemos.  Vos sos el divertido, el molesto, el de las jodas y los chistes. También sos el más mujeriego, irresponsable y borracho, pero eso a mi no me importa, aunque le saques canas verdes a la abuela. Cuando era chica y todas las tardes las pasaba con ustedes, cuando no me dejaban ver jey jey el avioncito y me hacían disfrazar de enano, en esos momentos fui feliz. Y vos seguís siendo igual, nunca creciste. Seguís haciéndome reír a carcajadas cada vez que te veo y nos decimos esos apodos raros que siempre inventamos. Aunque hay momentos en los que me hartas, y te contesto no tan cordialmente, porque sos molesto y lo sabes,  asi como también sabes que te quiero y que el enojo se me pasa enseguida.
Pero sobre todas las cosas, vos siempre estuviste cuando te necesite, así que ahora quiero hacer lo mismo.
Más allá de las decisiones que tomes, esté de acuerdo o no, te voy a apoyar siempre.
Porque es tu vida, y yo solamente puedo acompañarte.
Porque te quiero y voy a estar al lado tuyo para ayudarte siempre.
Te deseo suerte en esta nueva vida que estas empezando, y ojalá seas muy feliz con esta familia que estás formando.

2 comentarios:

  1. ¡Hola! me dado una vuelta por el blog y me gustan los textos.
    Me quedo por aquí :)
    un beso.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, que bueno que te gusten ! Ya estoy yendo a visitar el tuyo. Otro beso

    ResponderEliminar